Fundación Deporte Joven

Vive los Valores del Deporte

facebook twitter feed

SCREEN

Cpanel

"No existen límites, sino barreras mentales"

"No existen límites, sino barreras mentales" Foto: Juan Pelegrín @jp__71

Entrevista al atleta paralímpico Lorenzo Albaladejo

Charlar con Lorenzo Albaladejo, es escuchar una lección de fuerza, de superación personal, y de creer que,  con voluntad, esfuerzo y sacrificio, todo es posible. Él bien lo sabe: la parálisis cerebral que sufrió en el momento de su nacimiento, le enseñó a luchar y afrontar las dificultades desde pequeño. Hoy, con 24 años, es una de las mayores promesas del atletismo paralímpico nacional.

Una recomendación médica, para tratar un problema de descoordinación, fue lo que propició su acercamiento al Deporte. Lorenzo se inicia “en fútbol, baloncesto, judo y tenis… pero era malísimo –bromea-, y ya tenía un carácter muy competitivo”. A los 18 años, ya decantado por al atletismo, es “descubierto” por su futuro entrenador, Salvador Romero, mientras corría junto a un amigo en su ciudad natal, San Javier (Murcia). Cumplidos los 22, Lorenzo es ya parte de la Federación Española de Deportes para Personas con Parálisis Cerebral. Su aptitud y resultados le llevan a dedicarse de manera profesional. El gran momento llega en un Campeonato de España, tras bajar en dos décimas el récord que ya poseía, y al conseguir dos medallas de plata en el Europeo de Holanda. Un entonces lesionado Lorenzo fuerza, pero consigue su objetivo: su pasaporte a los Juegos de Londres 2012, al lograr la mínima olímpica de 11´80 en 100 metros.

Récord de España en 100, 200 y 400 metros lisos en categoría T.38, subcampeón de Europa y doble diploma olímpico en Londres 2012, ahora valora que “es un sueño cumplido, y no me arrepiento de las renuncias. Hoy estoy aquí, y nunca pensé que lo conseguiría”. El atleta murciano recuerda emocionado su participación en los Juegos Paralímpicos, “el momento impresionante de ver que el sueño de toda tu vida se está cumpliendo. En el estadio miré a la grada, y pensé que, cualquiera de las 80.000 personas allí presentes, se hubiera cambiado por mí en ese momento. Es un orgullo y una responsabilidad representar a los 47 millones de españoles”.

Lo más duro para él, explica, es “encajar una derrota, porque hay mucho detrás de cualquier resultado, y muchas personas trabajando contigo. El final, es muy injusto porque te la juegas once segundos al año. Y no siempre se ve todo el trabajo hecho por todo un equipo. Y eso es difícil de asimilar, pero forma parte del Deporte”. Es la cara amarga aunque, matiza, “igual que el éxito se celebra, el fracaso hay que asumirlo y reconocerlo. Todo el mundo fracasa alguna vez. Parece que en el Deporte, si fracasas, hay un derrotismo tremendo”.

Estudiante de INEF, Lorenzo Albaladejo valora la importancia de tener una formación académica, ya que “el Deporte de élite es una etapa, y ahora toca cumplir un sueño. Pero el cuerpo tiene un límite, y cuando esto se acaba debe haber algo detrás para garantizar el futuro: un currículum deportivo cumplimentado con una formación académica. Si no, estás perdido”. El reconocido velocista califica además el Deporte como “la mayor herramienta de cohesión social, y el mejor ejemplo lo tenemos en la Villa Olímpica, como punto de convivencia y de compartir entre personas de distintas nacionalidades”. Por ello, no duda a la hora de colaborar en cualquier iniciativa que, a través del Deporte, inculque en niños y jóvenes sus Valores, y traslade la  importancia de mantener unos hábitos de vida saludables. Lorenzo fue uno de los deportistas que, junto a la Fundación Deporte Joven, apoyó el Plan HAVISA, a través de mensajes de sensibilización en este aspecto. Por otro lado, conoce en primera persona La Vuelta Junior Cofidis, y en más de una ocasión ha querido acompañar a los participantes y vivir junto a ellos esta fiesta del Deporte.

Para Lorenzo Albaladejo, el Deporte Paralímpico y, en general las personas con discapacidad, te enseñan que “por muy negativo que sea todo, si al final pones ganas y empeño, los límites son sólo barreras mentales”, y destaca la importante contribución del Deporte  en el cambio del punto de vista de muchas personas acerca de la discapacidad: “hemos pasado de mirar con compasión, a un reconocimiento, después de ver a personas con discapacidad correr un 1.500 o un 5000 y realizando unos tiempos que no alcanzaban personas sin discapacidad. Y lo mismo ocurre en el caso del ciclismo”. Él tiene claro que “tener una discapacidad no es una barrera para llegar al máximo nivel, incluso por encima de las demás personas”. Si ve un avance en cuanto al reconocimiento de los deportistas paralímpicos, también aprecia un factor de responsabilidad, porque “hay que aprovechar la repercusión de Londres, y seguir transmitiendo a la sociedad un mensaje que no se puede perder”.

El atleta afrontará su próximo reto deportivo en breve. Del 14 al 24 de agosto, participará en el Campeonato de Europa de Atletismo Adaptado en Swansea (Gales), al que llega con buenas sensaciones. Aunque le parece arriesgado pensar en conseguir medalla, sí ve opciones de estar entre los cinco primeros, aunque su propósito es demostrar el trabajo realizado por todo su equipo en el último año. Tras Gales, Lorenzo seguirá luchando y, como él dice, “Corriendo tras un sueño” -el más deseado-, los Juegos Paralímpicos de Río 2016.

 

 

Leer 5121 veces